“Nación” en la Lima (post)colonial

Velayos - Peru - LimaEn esta entrada quisiera dar cuenta de mi indagación en algunos textos que registran la manera en que el término nación fue usado en cultura política de la ciudad de Lima desde finales del siglo XVIII hasta las primeras décadas del siglo XIX. En el Mercurio Peruano, uno de los impresos periódicos más importantes de la Ilustración americana, se afirma que la finalidad del texto es la “ilustración de las naciones” difundiendo el “amor nacional”, ya que lo que “más nos interesa es saber lo que pasa en nuestra Nación”. No obstante, se señala también que “La Europa, maestra de las naciones que pueblan el resto del Universo, no ha olvidado estos países, destinando naturalistas que los examinen” (43: 72).

Por otra parte, en su “Carta a los españoles americanos” (1791) , Viscardo y Guzmán emplea más bien el término patria para referirse a la terroritorialidad y a la comunidad de pertenencia de los americanos, mientras que el término nación es usado principalmente para referir a España o a la comunidad política de la monarquía en su conjunto. Así, en un recuerdo de las cortes españolas antiguas –un recuerdo que en cierta manera anticipa a la s cortes de Cádiz-, Vizcardo señala que tales cortes “representaban a la Nación en sus diferentes clases y debían ser las depositarias y las guardianas de los derechos del pueblo” (1998,I: 211).

Luego, en las publicaciones del período de la crisis monárquica que empieza en 1808, el lenguaje político americano utilizará frecuentemente la palabra “patria” y menos “nación” (Monguió 119-126). Los sectores realistas, fieles a la Corona española,  sí que emplearían el término nación como lo evidencia el título de una de sus publicaciones principales, “El Triunfo de la Nación” (1821). Luego de abandonar Lima, el Virrey la Serna afirmaría en dicho documento la voluntad de “conservar el Perú a la nación española como parte integrante de ella” (9: 36). A pesar de eso, San Martín afirmaría, antes de entrar a Lima, que “va a decidirse si ha llegado la época en que el Perú ha de ser nación independiente y feliz, o si ha de continuar siendo mísera y desgraciada colonia (17: 75).

No obstante, en textos posteriores a la proclamación de la Independencia en Lima, el término es usado para consolidar un imaginario celebratorio sobre el tránsito de la monarquía a la república. Así en “La Abeja republicana” leemos que “de la clase de colonos hemos pasado a componer un heroica y grande nación”; por lo cual, ahora podemos “presentarnos a la faz de las naciones” (I: 15: 142). El imaginario independentista con el término nación se emplea para afirmar la autonomía de una comunidad política post-colonial es redituado en un escenario global en que la nación peruana aparece como un más de los integrantes del concierto de las naciones.

Objeto de intervención en el pensamiento ilustrado, sujeto mayoritariamente ausente en los debates de la crisis monárquica, significante de la pertenencia a la comunidad política hispánica, mecanismo de afirmación de una autonomía política y, finalmente, término con la que la comunidad post-colonial se imagina como interlocutora de los actores internacionales; todos estos significados ofrecen una galería bastante heterogénea de los usos del término “nación” en la ciudad de Lima hacia finales de la colonia y en los principios de la República.

Posted by Emmanuel Velayos – Ph.D. candidate in Spanish at NYU

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s