El término “nación” en los discursos de Túpac Amaru II (1ª. Parte)

Mi indagación por el sentido del término “nación” en el Cusco de finales del siglo XVIII tenía como finalidad aclarar los usos de la palabra en el levantamiento de José Gabriel Condorcanqui (Túpac Amaru II) en 1780. Llegar a la comunidad de Tinta (el lugar donde empezó el alzamiento que amenazó con sacudir los cimientos del poder colonial en el Perú) y preguntar por las imágenes que tienen del evento sus habitantes actuales, me sirvió para tener presente la importancia de la dimensión comunitaria en ese movimiento. Aunque sería demasiado hablar de una “memoria colectiva” compartida por los tinteños, los monumentos a los líderes del levantamiento están en la Plaza de Armas del pueblo y le recuerdan a cada nueva generación la gesta que sus coterráneos emprendieron hace más de dos siglos. Entonces, me pregunté qué idea de comunidad futura imaginaba el cacique Condorcanqui con su accionar, qué papel jugó el término nación en esta imaginación, en qué medida esta idea desafió las estructuras de la administración colonial, cómo reaccionó esa administración ante tal posible desafío…. Con esas preguntas en mente, los principales documentos que revisé en Lima y en Cusco sobre el evento eran textos del mismo cacique Condorcanqui y de la administración colonial que reprimió el levantamiento.

En una carta enviada al Obispo del Cusco el 12 de diciembre de 1780, Túpac Amaru se queja de las tasas de tributos excesivas impuestas a “los fieles vasallos de mi nación”, las cuales mortifican también “a las demás naciones”. De tal modo, explica que el propósito de su reclamo es obtener  “la libertad absoluta en todo género de pensiones a mi nación” (346). En este texto, “nación” respeta el sentido de comunidades socioculturales y étnicas que tenía en el Antiguo Régimen: las otras “naciones” gravadas con los tributos podrían aludir a criollos y a las castas; mientras que “mi nación” alude a las comunidades indígenas que eran explotadas laboralmente por los corregidores. Vale señalar que, a pesar de ser consciente de la opresión que sufren las otras “naciones”, la demanda del cacique está muy particularizada: si bien percibe una situación de explotación generalizada para la naciones que componen el cuerpo político del sistema colonial, se limita a reclamar derechos para la nación compuesta por los indios nativos.

Posted by Emmanuel Velayos – Ph.D. Candidate in Spanish and Portuguese at NYU

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s