Conversaciones sobre belleza con las mujeres hermosas de Puebla

Posted by Alejandra Vela- PhD Student at Spanish and Portuguese Languages and Literatures, NYU

Uno de los elementos más importantes de mi viaje a México era no sólo encontrar las revistas femeninas que conformarán mi principal archivo para la tesis, sino analizar los espacios de sociabilidad en los que éstas se encuentran y conservan. Como parte de mi búsqueda, y también en un esfuerzo por ampliar mi investigación más allá del centralismo de la Ciudad de México, viajé a Puebla de los Ángeles.IMG_1279

Capital del estado que lleva el mismo nombre, la ciudad se encuentra a dos horas en autobús. Famosa por la cantidad de iglesias que tiene (y por ser el lugar en donde se inventó el mole), la principal razón del viaje era visitar su barrio de antigüedades, “Los sapos”, y tratar de encontrar revistas que no fuera posible hallar en la Ciudad de México. Una vez instalada, y después de un breve paseo por el centro, me dirigí a las tiendas de antigüedades.

Al entrar en la tienda “El retablo” me recibieron dos mujeres. Una de ellas estaba limpiando el piso y la otra se encontraba leyendo una novela cuyo título sólo pude ver que contenía la palabra melancolía. La primera, mucho más joven, fue en realidad la que me dio la bienvenida y me dijo en qué parte de la tienda podría encontrar revistas y periódicos. Conforme me adentraba en los salones rebosados de sillas, mesas, lámparas, sentía los pasos de la mujer joven detrás de mí. Empezó entonces a decirme que muchas de esas cosas eran en realidad originalmente de la señora, haciendo referencia a la lectora que encontré en la entrada de la tienda. Me señaló un vestido vintage y me dijo en un susurro “ese por ejemplo, era de la señora”. Sorprendida por el dato, le pregunté de forma respetuosa que cuántos años tenía la señora, “pues ella siempre responde que 82, pero yo sé que tiene 91”.

Llegamos entonces al fondo de la tienda en donde, amontonados en una esquina, estaban los últimos papeles que les quedaban. Me puse a revisarlos, y encontré solamente dos ejemplares de suplementos de uno de los periódicos más leídos de los 30 y 40, Excelsior. Decidí comprarlos porque me ayudarían a contrastarlos con las revistas que ya había encontrado en otros lugares. Le dije a la mujer joven que quería comprarlas y lo que me sorprendió fue su respuesta: “claro que sí, pero… ¿le molestaría dejarme verlos antes de llevárselos?”. Le contesté con una afirmación emocionada, pensando en que era justo esto lo que más me gustaba de hacer esta investigación: pensar y ser testigo de las formas de consumo de estos productos. Hojeó las páginas con delicadeza, de vez en cuando se detenía en una imagen, en una frase. Cuando llegó a una página que presentaba los cortes de pelo de moda en 1932, se volteó y me susurro: “yo pienso que antes las mujeres eran más bonitas, más elegantes, ¿no le parece a usted? La señora así se vestía y se peinaba, y ella es así elegante, como usted”. Esto dio pie a una breve conversación sobre los ideales de belleza, y sobre cómo le gustaría a ella haber vivido en esa época. Cuando terminó de hojear los dos ejemplares, fuimos a la parte de adelante y charlamos un poco con la señora mientras ella me hacía el recibo. La mujer joven le dijo un poco gritando para que la escuchara “¿verdad señora que usted se vestía así de elegante cuando era más joven?”. “Sí, sí, pues así era la moda de esa época. Pero ahora ya no se lleva”.IMG_1299

Dije adiós efusivamente a las dos mujeres, agradeciéndoles mucho las revistas y la conversación, y me fui contoneándome, elegantemente como me había dicho la mujer, pensando en la cantidad de conversaciones que, como ésta, habrían surgido a lo largo de los años a partir de una página sobre peinados favorecedores.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s